Historia de la lucha

 

Principal
Arriba

Historia de la lucha

   La lucha es tan antigua como la existencia del ser humano. Desde los documentos mas antiguos que se conservan vemos como al ser humano lucha para sobrevivir, para alimentarse, para todo, por que a fin de cuentas la vida es lucha. No ha habido deporte con mas utilidad para el ser humano que el atletismo y la lucha por algo están considerados como primer y segundo deportes olímpicos.

   Los griegos considerabas a Hércules como el maestro y a Hermes como el dios de la lucha. La lucha griega fue introducida en Roma a finales del siglo XI a.c., naturalmente eran diferentes a las actuales por la distancia en el tiempo y la vida tan diferente en esas épocas. Se permitía toda clase de presas y golpes; era una lucha sin tiempo de finalización en la que contrincantes iguales luchaban hasta ser vencidos por el agotamiento mas que por su contrario. Las lesiones por fracturas, luxaciones y muertes eran algo habitual.

   Dos clases de luchas había que distinguir en aquella época: lucha en pie, "pale orthé", en la cual se tenia que derribar al contrario y la "culisis", en la que continuaba el combate cuando el contrario era derribado.

   Los métodos no se suavizaron hasta la edad media. El rey, Enrique VIII, de Gran Bretaña, logró que la lucha se propagase enormemente, hasta hacerla popular. Enrique VIII fue un gran luchador de su época, y logro que la lucha fuera el mas privilegiado de los deportes de aquellos años.

   Mas tarde seria Francia la gran meca de este deporte y surgieron las primeras salas de lucha. Así fue como nació la lucha Grecorromana mucho mas suave que la antigua lucha, anterior a la era cristiana, sin golpes y sin agarrar mas abajo de las caderas. Esta lucha alcanzo gran popularidad en Francia y en 1898 se celebraba en Paris el primer campeonato del mundo de lucha grecorromana, un hispano-francés, Paúl Pons, fue el vencedor. Fundo en Paris el gimnasio Pons que marco época, en España existía en Barcelona el Ateneo con grandes luchadores.   

   La lucha Grecorromana es por decirlo así la madre de las luchas aunque hay otras muchas con el mismo valor y tan antiguas como ella: Judo, Libre olímpica, Sambo, Sumo, lucha al aceite, a la cuerda, Leonesa, Canaria, Islandesa (Glima), así asta mas de 300.

   Si damos un repaso a la historia los Egipcios en 1800 a.c. practicaban lucha, los Japoneses con su famoso Jiu-Jitsu, los Persas reconocidos como luchadores excelentes a lo largo de muchos siglos. En Roma existían innumerables gimnasios, la preocupación de los Griegos por el cuerpo fue absoluta, lo mismo en los deportes que en los concursos de belleza tanto masculinos como femeninos se mostraban al publico los cuerpos desnudos de los atletas mas destacados. Aun que a las mujeres casadas se les prohibía la entrada.

   La escuela de los niños era el gimnasio, en el que pasaban de los 8 a los 18 años aproximadamente, los que pasaban prácticamente separados de sus padres.  

   Los primeros documentos históricos sobre la lucha  se remontan cerca de 4 o 5 milenios. Del antiguo Egipto han llegado a nuestros días millares de dibujos de técnicas q se asemejan mucho a las técnicas de los luchadores contemporáneos. En los juegos olímpicos de la antigua Grecia, la lucha ocupaba un privilegiado lugar formando parte del pentatlón, como disciplina independiente y mas tarde en el pancrace (síntesis de la lucha y el boxeo).

  La lucha Grecorromana fue deporte olímpico en los primeros juegos modernos en 1896 y la lucha libre olímpica en los de Paris de 1900.